Publicado por Etelvina Diversion , miércoles, 12 de agosto de 2009 17:08

Sofia iba caminando, estornudo, y perdio su alma.
Felipe, de tan solo once años, la encontro y se la devolvio, no sin antes averiguar que cantidad de caramelos obtenia de ella.









El fin si justifica los medios.

0 Response to " "

Publicar un comentario en la entrada