Publicado por Etelvina Diversion , lunes, 13 de julio de 2009 19:09

Mi historia no es agradable, no es dulce y armoniosa como las historias inventadas. Tiene un sabor a disparate y a confusión, a locura y a sueño, como la vida de todos los hombres que ya no quieren seguir engañándose a sí mismos.

0 Response to " "

Publicar un comentario en la entrada