Publicado por Etelvina Diversion , viernes, 4 de marzo de 2011 8:36

Veo mil legiones de hombres, vestidos con sus mejores galas, acercarse al lecho donde mis miserias descansan, luego del escarminio publico. La dama de negro, en un gesto casi materno, me cerro los ojos, para que no sintiera la avalancha.

0 Response to " "

Publicar un comentario en la entrada