Publicado por Etelvina Diversion , jueves, 3 de marzo de 2011 7:14

Caminaban por el pasillo tomado de la mano, el tiempo era tan etereo como el vestido que la coronaba. Todo era magia.
De fondo, su cancion, entre ellos su dolor, estelarizado por sus sonrisas blancas.
Un secreto a viva voz y la gente que los vivaba.

0 Response to " "

Publicar un comentario en la entrada