Publicado por Etelvina Diversion , lunes, 17 de enero de 2011 15:06

Apreto bien fuerte los dientes, y juntando coraje se arranco el alma de un tiron (ya estaba listo para continuar el viaje).
Para asegurarse de no volverse a equivocar envolvio el alma en tela rosa, la corono con un moño rojo y se la regalo al mar.

0 Response to " "

Publicar un comentario en la entrada