Publicado por Etelvina Diversion , viernes, 7 de enero de 2011 11:54

Espero el dia mirandose los pies, como meditando. Durante ese tiempo esquivo miradas, se mantuvo al margen de conversaciones y se exilio del sol, todo por mantener la mistica... Hasta que llego la bendita carta. Cuando la tuvo la tomo entre sus manos, lo bucolico del ambiente lo atontaba. La abrio con los dientes, tal como el ritual lo indicaba. En su interior encontro algo de givré a modo de lluvia magica y un ticket que solo tenia escrita la palabra "NO".
Ella rio ante el mensaje y se embarco en el primer tren que la llevara al mar.

0 Response to " "

Publicar un comentario en la entrada