Publicado por Etelvina Diversion , sábado, 25 de septiembre de 2010 17:48

¡separad a las bestias, esclavos! La despota ha llegado. Espero qe la alfombra de puros siervos este preparada, mis dulces pies no pueden, ni deben, tocar terreno impuro. En unos breves momentos, el obispo traera aquel libro santo, que detalla cada uno de los crimenes que se me adjudican, y el obediente verdugo ya tendra preparada la horca, y esta humilde dueña de circo dara por terminada su cruenta fechoria.

0 Response to " "

Publicar un comentario en la entrada