Publicado por Etelvina Diversion , viernes, 10 de septiembre de 2010 23:55

Desde que pedestal te paras, oh diosa mia, para realizar comentario tan critico?
Mis vestiduras ya estan demasiado rasgadas, combinando con mis codos ( y hasta a veces con mi sonrisa) pero sigo sin pedir misericordia, por lo menos esta noche no.
Oh reina mia! que puedo hacer para complacerte hoy? si la gratitud es una carga, vuelo libre, vuelo sin.
Te vendere espejitos de colores, para qe vos, embelesada con tu retrato, te arrodilles para con los espejo jugar. Nunca nadie fue tan fuerte y tan sutil, ni tan venenoso.

0 Response to " "

Publicar un comentario en la entrada