Publicado por Etelvina Diversion , viernes, 16 de octubre de 2009 12:35

Quien pudiese contener el deseo al verla,
quien pudiese ser su dueño.
Pero hay cosas que nacen para ser admirada de lejos,
cosas que suelen ser demasiado para simples mortales.

Las fallas se notan al tacto,
se sienten al besarlas, imposible dejarlas de ver.
Ella no contesta mis preguntas, no hay mentira que me pueda satisfacer.
esboza una sonrisa, y sigue leyendo.

0 Response to " "

Publicar un comentario en la entrada