Publicado por Etelvina Diversion , lunes, 28 de noviembre de 2011 17:39

El dolor es disciplina. Mantiene al cuerpo atento, a la mente despejada, al corazon nulo. La gracia es ser gracil mientras uno apaga el grito que desenfunda la garganta.
La gracia es mirarte y no flaquear, sin importan cuan encantadores sean tus ojos cuando sonreis. Eso es fortaleza, disfrutar el dolor que provoca contemplarte, amar el dolor que implica no tenerte.

2 Response to " "

Serpiente de arrabal Says:

Tu sonrisa perturba las largas horas oscuras. Tu sonrisa perfora el cuero del sillón. Tu sonrisa aletarga el segundero del reloj. Tu sonrisa es esa luna que me despertó aquella noche. Pero hay algo que tu sonrisa no es. Tu sonrisa no es mi sonrisa.

Publicar un comentario en la entrada