Publicado por Etelvina Diversion , lunes, 25 de enero de 2010 16:45

Me sostuviste la mano, cuando quise volver a pecar.
Buenos augurios, de precision de quirofano, y sonrisa macabra.
Nuestro lujo siempre fue Plant.
Mi pulso iba in crescendo, con robert como guia.
El salvajismo se despertaba, ante tu mirada absorta.
Las copas volaban, y ya nada iba a ser como antes.

0 Response to " "

Publicar un comentario en la entrada