Publicado por Etelvina Diversion , lunes, 19 de julio de 2010 11:11

Millones de cambios minusculos, sutiles
un camaleon sin suerte.
Mil bailarines danzantes,
el terror latente corroe al mismo corazon cobarde.

Se escucho el quiebre (se liberaron las mariposas)
Puedo vestirme de blanco
y burlar a la pureza
pero tus ojos ven en mi vuelo crudeza.

0 Response to " "

Publicar un comentario en la entrada