Publicado por Etelvina Diversion , martes, 22 de diciembre de 2009 3:21

Eramos uno, eramos un ensable perfecto, perfectamente armonicos.
Nos anticipabamos a la respuesta del otro, con sonrisas concientes.
Yo, siempre decia que si por miedo a preguntar.
El, con el no como compañero, por miedo a saberme distinta

0 Response to " "

Publicar un comentario en la entrada